Buscar el asesoramiento de un abogado para su empresa

Como propietario de una empresa, es importante que sepa por qué puede ser esencial acudir a un abogado en busca de asesoramiento.

Es más económico trabajar regularmente con un abogado y asegurarse de que se llevan a cabo y de manera adecuada todas las obligaciones legales de la empresa que tener que contratar a uno para que solucione las incidencias una vez que ya han ocurrido. Los abogados son profesionales por lo que respecta a la interpretación de las leyes y pueden ser muy útiles en el momento de crear una empresa. A veces, los procedimientos y formularios comerciales parecen sencillos pero hay que ser consciente de que los actos jurídicos pueden ser más complejos de lo que parecen a simple vista.

¿Cuándo hay que acudir a un abogado?

Son varias las ocasiones en las que probablemente deseará consultar a un abogado:

Elección de una estructura empresarial:

A menudo, uno suele empezar un nuevo negocio eligiendo una estructura jurídica que satisfaga sus necesidades empresariales. Las opciones van desde las empresas individuales y las asociaciones hasta las sociedades anónimas y las cooperativas. Un abogado le asesorará para que elija la estructura empresarial más adecuada para usted. Para ello, se servirá de factores como: el número de personas involucradas, el tipo de empresa, asuntos fiscales, aspectos relacionados con la responsabilidad así como necesidades de financiación.

Adquisición de una empresa existente:

Si adquiere una empresa ya existente, tendrá que disponer de un contrato de compraventa firmado por ambas partes en el que se describan las exigencias y obligaciones de cada una, así como demás términos y condiciones de la venta. También puede incluir un protocolo detallado sobre cómo resolver las posibles disputas derivadas de la venta.

Requisitos de los arrendamientos:

La mayoría de pequeñas empresas arriendan el lugar en el que se ubica su negocio. Sin embargo, hay que tener en cuenta que los alquileres pueden suponer uno de sus mayores gastos. Asegúrese de que su alquiler tiene la flexibilidad necesaria para ampliar o modificar su empresa. Un abogado le asesorará específicamente antes de firmar un contrato de alquiler.

Contratos:

Antes de firmar un contrato legal, es muy positivo contar con el asesoramiento de un abogado. Algunos de los contratos con los que puede ayudarle un abogado son, entre otros muchos, los siguientes:

  • Contratos de licencia
  • Contratos de franquicia
  • Contratos de trabajo
  • Contratos de subcontratistas
  • Contratos de asociación, de constitución de una sociedad o de accionistas
  • Contratos de arrendamiento
  • Contratos de compraventa y de hipoteca

Financiación por fondos propios:

Si tiene pensado conseguir financiación por fondos propios para su empresa, un abogado puede ayudarle a redactar los términos del contrato de accionistas y a analizar todo documento jurídico que le faciliten los inversores potenciales. Asimismo, el abogado podrá ayudarle a evaluar cómo afectará un contrato de accionistas a otras obligaciones y contratos existentes con empleados, proveedores o entidades financieras.

Otros aspectos que requieren asesoramiento legal:

Es probable que necesite la ayuda de un abogado para ver cuáles son las mejores maneras de proceder en otros muchos aspectos, como por ejemplo:

  • Preocupaciones o denuncias medioambientales
  • Conflictos o problemas con los empleados
  • Desacuerdos entre los socios comerciales
  • Conclusión de su empresa
  • Protección de su propiedad intelectual

Si se cuestiona la legalidad de sus prácticas empresariales, o si no está seguro de la legalidad de una actividad comercial, deberá solicitar asesoramiento a un abogado.

Elección de un abogado

Si ya ha trabajado con un abogado para la venta de bienes inmuebles u otros asuntos personales, es probable que éste pueda recomendarle a un abogado comercial. Hable con sus conocidos y pregúnteles si conocen algún buen bufete de abogados con el que hayan trabajado. La mayoría de los abogados no suelen cobrar por la primera visita, en la que se comentan las expectativas de ambas partes.

Los abogados comerciales generalistas pueden ayudarle con sus gestiones diarias. Si necesita ayuda con cuestiones más complejas, como por ejemplo, aquellas relativas a la propiedad intelectual o a la financiación por fondos propios, puede acudir a un abogado especializado en dichas materias.

Asegúrese de comprender las prácticas de facturación de su abogado. Si cree que su empresa no empezará a generar ingresos a corto plazo, planifique con su abogado los pagos de honorarios con antelación.

Si desea obtener más información sobre ayuda legal para pequeñas empresas u otros temas comerciales, póngase en contacto con Canada Business Ontario / Entreprises Canada Ontario. Los servicios de atención telefónica están disponibles en inglés y en francés.